Martes 8 de Mayo de 2012

El logro verdadero del equipo de futbol Lobos BUAP es haber ganado el orgullo y la identidad con los poblanos, manifestó el Rector Enrique Agüera Ibáñez, durante el acto de entrega del trofeo y la medalla de Subcampeón obtenida por el equipo universitario en el Torneo de Clausura 2012 de la Liga de Ascenso.

Al referirse al sentimiento propio y de miles de seguidores por el equipo, el Rector Agüera Ibáñez acompañado del Secretario General, Alfonso Esparza Ortiz, resaltó la importancia que representan el arraigo e identidad obtenidos para una Institución con una tradición como la de la BUAP

“Hasta hace unas semanas pocos escuchaban y seguían a los Lobos, hoy muchos se siente identificados con los Lobos BUAP, más que lo que quedó en el camino hay que hablar del logro”, expresó.

Agüera Ibáñez mencionó las circunstancias que rodean al futbol profesional en donde a pesar de grandes inversiones, o de tratarse de equipos con una gran tradición, existen casos donde tras 15 ó 20 años no logran ganar un torneo, sin embargo, los Lobos con un presupuesto representativo estuvieron a punto de lograr un campeonato.

“En un partido le metieron tres goles a un equipo que había recibido pocas anotaciones en una temporada y en el cual se invierten millones de dólares, quiere decir que sí se puede y que ello nos debe llevar a no abandonar este propósito”.

El Rector comentó a los 25 jugadores y cuerpo técnico, el trabajo realizado para la mejora en infraestructura de espacios educativos, del Hospital Universitario, el Complejo Cultural, la Biblioteca central y el Estadio, un pendiente deportivo que hoy es otra importante obra concluida y que hace seis meses no existía, ello a fin de transmitirles la magnitud de su logro.

“En torno a esa grandeza de la Universidad, el equipo era un pendiente, hacía falta alcanzar lo que ustedes consiguieron, por eso la grandeza de este logro va más allá del futbol, consiguieron llenar el Estadio hasta el tope tres veces”, subrayó.

Tras citar que el deporte mueve al mundo, comparó la reacción de una comunidad ante la entrega de una obra, con el hecho de que el equipo de sus amores gane un campeonato. Invitó los Lobos a sentirse orgulloso de su logro y a trabajar sobre un estándar de calidad que lo lleve al campeonato.

El Rector de la BUAP se propuso trabajar de forma personal, con apoyo de expertos, bajo un enfoque estratégico, para replantear el futuro del equipo e ir la próxima temporada por todo, pues lo merece la Universidad, los propios jugadores y su afición.

Asimismo comprometió al equipo y sus jugadores a ganar la próxima temporada desde el primer partido, a mantenerse invictos, a ser más competitivos, donde más que producto de las circunstancias, sean producto de la estrategia.

El Presidente del club de futbol Lobos BUAP, José Juan Jiménez, expresó su agradecimiento al Rector por vivir una experiencia única de conseguir algo importante y que la ciudad y los poblanos estuvieran al pendiente de ese esfuerzo.

El Vicepresidente, Roberto Ruiz Esparza, también agradeció al Rector y recordó que este proyecto hace un año tenía el propósito de generar una identidad con la comunidad y que los jóvenes poblanos tuvieran oportunidad de participar en la Liga de Ascenso.

“Fundamental fue el esfuerzo que usted hizo señor Rector para construir este Estadio, hoy orgullo de Puebla, que tuvo 16 mil aficionados en cada uno de los partidos que se disputaron; el compromiso de que el equipo estuviera en los primeros siete lugares y disputara una liguilla se cumplió.

De la misma manera el director técnico de los Lobos, Sergio Orduña Carrillo, agradeció el apoyo para poder alcanzar el objetivo de poner en alto el nombre de la BUAP y de lograr un sueño que poco a poco se fue realizando: “sin su apoyo no hubiésemos llegado a este lugar, gracias de parte del equipo”.